La historia y el origen de los zapatos brogue

febrero 29, 2024

La historia y el origen de los zapatos brogue

Los zapatos brogue son un tipo de calzado masculino que se distingue por tener unas perforaciones decorativas en la superficie. 

Estos zapatos tienen una larga y curiosa historia, que se remonta a los siglos XVI y XVII, cuando se usaban como zapatos de campo o de exterior en Irlanda y Escocia. 

¿Qué significa la palabra brogue y cuál es su origen?

La palabra brogue proviene del gaélico bróg (irlandés) o bròg (escocés), que significa “zapato”. Esta palabra, a su vez, deriva del nórdico antiguo brók, que significa “cubierta de pierna”.


La palabra brogue se usó por primera vez en inglés a finales del siglo XVI, para referirse a un tipo de zapato rústico y resistente, hecho de cuero sin curtir y atado con correas, que usaban los campesinos irlandeses y escoceses de las tierras altas.

¿Para qué servían las perforaciones de los zapatos brogue?

Los zapatos brogue se caracterizan por tener unas perforaciones en forma de pequeños agujeros en la puntera, los laterales y el talón. Estas perforaciones tienen una función decorativa, pero también tenían una función práctica en su origen. 

Los zapatos brogue se usaban para caminar por zonas húmedas y pantanosas, y las perforaciones servían para que el agua saliera del zapato cuando se pisaba el suelo mojado.

Así, se evitaba que el pie se empapara y se enfriara, y se facilitaba el secado del zapato.

¿Cómo se clasifican los zapatos brogue según el tipo y la cantidad de perforaciones?

Los zapatos brogue se clasifican según el tipo y la cantidad de perforaciones que tienen, y se pueden encontrar en diferentes colores y materiales. Los principales tipos de zapatos brogue son:

  • Full brogue o wingtip: son los más clásicos y los que tienen más perforaciones. Se llaman así porque la puntera tiene forma de ala de ave. Suelen ser de color marrón o negro, y combinan bien con trajes formales o casuales.
  • Semi brogue o half brogue: tienen menos perforaciones que los full brogue, y solo las tienen en la puntera y el talón. Son más discretos y versátiles, y se pueden usar con trajes de negocios o con jeans y camisa.
  • Quarter brogue: tienen las perforaciones solo en la puntera, y son los más sencillos y elegantes. Son ideales para ocasiones formales o eventos especiales, y se pueden encontrar en diferentes colores y materiales.
  • Longwing brogue: tienen la puntera alargada y las perforaciones recorren todo el zapato. Son los más informales y originales, y se pueden usar con ropa casual o deportiva.

¿Cómo evolucionaron los zapatos brogue con el tiempo y cómo se popularizaron?

Los zapatos brogue nacieron como un calzado de campo o de exterior, que no se consideraba apropiado para otras ocasiones, sociales o de negocios. 

Sin embargo, con el paso del tiempo, los zapatos brogue fueron evolucionando y adaptándose a los cambios de la moda y las tendencias. 


Algunos hitos importantes en la historia de los zapatos brogue son:

  • A finales del siglo XIX y principios del XX, los zapatos brogue se introdujeron en el golf, como un calzado cómodo y resistente para practicar este deporte. Así, se popularizaron entre los golfistas y los aficionados, y se crearon modelos específicos con suela de goma y tacos.
  • En los años 20 y 30, se asociaron con el estilo dandi, que se caracterizaba por una vestimenta refinada y extravagante. Así, se popularizaron entre los hombres de la alta sociedad, que los usaban con trajes de tweed, sombreros y bastones.
  • En los años 40 y 50, los zapatos brogue se incorporaron al estilo teddy boy, que se caracterizaba por una vestimenta inspirada en el rock and roll. Así, se popularizaron entre los jóvenes rebeldes, que los usaban con pantalones ajustados, chaquetas largas y peinados engominados.
  • En los años 60 y 70, se vincularon al estilo mod, que se caracterizaba por una vestimenta sofisticada y vanguardista. Así, se popularizaron entre los seguidores de la música pop, el soul y el ska, que los usaban con trajes entallados, parkas y scooters.
  • En los años 80 y 90, se relacionaron con el estilo indie, que se caracterizaba por una vestimenta alternativa y creativa. Así, se popularizaron entre los músicos y los fans del rock independiente, el britpop y el grunge, que los usaban con camisas, vaqueros y chaquetas de cuero.
  • En los años 2000 y 2010, los zapatos brogue se integraron en el estilo hipster, que se caracteriza por una vestimenta ecléctica y retro. Así, se popularizaron entre los jóvenes urbanos, que los usan con pantalones de pitillo, camisetas, jerseys y gorros.

¿Qué ventajas tienen los zapatos brogue y cómo se pueden combinar?

Los zapatos brogue son un calzado con mucha personalidad y estilo, que tienen varias ventajas:


  • Son unos zapatos cómodos y resistentes, que se adaptan al pie y que duran mucho tiempo.
  • Son unos zapatos versátiles y funcionales, que se pueden usar en diferentes épocas del año y con diferentes tipos de ropa.
  • Son unos zapatos con historia y tradición, que reflejan el gusto y la elegancia de quien los lleva.

Los zapatos brogue se pueden combinar con diferentes prendas y accesorios, según el tipo de zapato, el color, el material y la ocasión. 


Algunos consejos generales son:

  • Para combinar los zapatos brogue, lo más importante es elegir el tipo de zapato que mejor se adapte a la ocasión y al estilo. Los full brogue o wingtip son los más clásicos y los que mejor combinan con trajes formales o casuales, de color oscuro o claro. Los semi brogue o half brogue son más discretos y versátiles, y se pueden usar con trajes de negocios o con jeans y camisa, de color neutro o contrastado. Los quarter brogue son los más sencillos y elegantes, y se pueden usar con trajes de corte clásico o con pantalones de vestir y camisa, de color sobrio o llamativo. Los longwing brogue son los más informales y originales, y se pueden usar con ropa casual o deportiva, de color vivo o estampado.
  • Para combinar los zapatos brogue, también hay que tener en cuenta el color y el material del zapato. Los zapatos brogue suelen ser de piel o de ante, y de color marrón o negro, aunque también se pueden encontrar en otros colores y materiales. Los zapatos brogue de piel son más elegantes y formales, y se pueden usar con ropa de vestir o de negocios, de color oscuro o neutro. Los zapatos brogue de ante son más informales y casuales, y se pueden usar con ropa de diario o de ocio, de color claro o contrastado.
  • Para combinar los zapatos brogue, también hay que tener en cuenta las prendas y los accesorios que se usan con ellos. Los zapatos brogue se pueden usar con pantalones, faldas, vestidos, camisas, camisetas, chaquetas, abrigos, sombreros, bufandas, corbatas, pañuelos, etc. Lo más importante es crear un equilibrio entre el estilo y el color del zapato y el resto del conjunto, y evitar las combinaciones demasiado recargadas o demasiado simples.





Guía de Tallas